Hipoteca

La hipoteca, en esencia, es una garantía - que recae sobre un inmueble -  para el pago de una obligación.  Existen hipotecas cerradas, que se constituyen con el fin de garantizar una obligación particular y concreta en un lapso preestablecido. La abiertas o de cuantía indeterminada se constituyen para garantizar una o varias obligaciones, incluso futuras, a cargo del deudor. Todas las hipotecas se constituyen mediante escritura pública y también deben ser registradas ante la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos.

Requisitos

ü  Documentos de identificación de los interesados.

ü  Identificación biométrica.

ü  Pago impuesto predial del año en curso y paz y salvo valorización.

ü  Copia escritura antecedente o de adquisición (para tomar linderos).

ü  En hipotecas abiertas de cuantía indeterminada, debe aportarse carta del acreedor sobre la cuantía para efectos fiscales y de liquidación de derechos (notariales y de registro).

Nota 1: La escritura de constitución de hipoteca debe registrarse en un término de 90 días. Vencido ese término no es viable su inscripción y tendrá que repetirse el instrumento.

 

Nota 2: Si el inmueble respecto del cual pretende constituirse la hipoteca tiene afectación a vivienda familiar, patrimonio de familia inembargable, fideicomiso civil, deben cancelarse previamente éstas limitaciones al dominio.

Horarios de atención

Registro Civil y autenticaciones
De 8:00 a.m. a 12:30 p.m.
De 2:00 p.m. a 6:00 p.m.
Demas Servicios
Lunes a Viernes:
8:00 a.m. a 6:00 p.m. Jornada continua
Sábados:
9:00 a.m. a 1:00 p.m. Todos los servicios.